Inicio Agricultura Manejo Agronómico de la Papa

Artículos Relacionados


Manejo Agronómico de la Papa PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tierra Adentro   
Jueves, 22 de Septiembre de 2011 15:57

Por: Departamento Técnico San Blas


SELECCIÓN Y PREPARACIÓN DEL TERRENO

La selección del terreno es de suma importancia para el éxito del cultivo. Se debe tomar en cuenta ciertos criterios muy importantes como:

  • Presencia de plagas y enfermedades.
  • Presencia de distintos agregados en el suelo.
  • Capa arable por arriba de los 30cm.

  • No es recomendable utilizar terrenos con pendientes mayores del 20%. Todos estos factores permiten un buen desarrollo y formación de tubérculos.

En Ecuador la gran mayoría de los agricultores practican un sistema de labranza que remueve los primeros 30 cm. de superficie. Este trabajo es realizado, ya sea por un sistema manual, tracción animal o maquinaría agrícola.

El laboreo del suelo causa cambios en sus condiciones de estructura, porosidad, rugosidad y microtopografía, generando destrucción de su estructura, favoreciendo la erosión hídrica y eólica afectando la capacidad de producción. Experiencia realizadas en Colombia, han logrado mejorar los rendimientos de papa al preparar el suelo con tres pases de rastra que con la labranza tradicional (dos a tres aradas y una a dos rastras). Sin embargo, el beneficio neto fue similar debido a menores costos en la preparación del suelo.

 

LABORES DE PREPARACIÓN

Las principales labores convencionales de preparación de suelo en nuestro país son: La arada y rastrada. Estas practicas de preparación del suelo es para que el suelo este muy suelto (mullido). Es aconsejable esperar 15 a 30 días entre aradas, a fin de permitir una adecuada descomposición de los residuos vegetales incorporados en cada labor. Se debe realizar las labores de rastra a una profundidad de 10 a 15 cm. para establecer condiciones favorables para la germinación y crecimiento de la planta. No es aconsejable trabajar cuando exista exceso de humedad, para evitar una compactación del suelo, o deficiencia de humedad.

 

SIEMBRA

Época de siembra.

La época de plantación varía de unas zonas a otras, resultando fundamental para el éxito del cultivo. Esta decisión se basa en el estado de humedad del suelo y en su contenido en agua.

Profundidad de siembra.

La profundidad de siembra deberá estar en torno a los 7-8 cm., profundidades mayores retardan la emergencia y profundidades superficiales incrementan el riesgo de enverdecimiento.

Densidad.

La distancia de siembra entre surcos es a una distancia de 0.5 - 0.7 m, los tubérculos se colocan a una distancia de 0.3 - 0.4 m, lo que supone una densidad de plantación aproximada entre 35000 y 66000 tubérculos/ha., si la plantación es de regadío se podrán alcanzar densidades mayores.

La elección de la densidad de plantación no tiene influencia directa sobre el rendimiento global de la producción, aunque si la densidad es muy elevada, puede dar lugar a tubérculos más pequeños, debido a una mayor competencia por la luz, agua y nutrientes.

 

MATERIAL DE SIEMBRA

La plantación se realiza mediante tubérculos enteros o partes de éstos. Lo ideal es plantar tubérculos enteros, de tamaño promedio de 60 gramos. Las papas de siembra gruesas dan muchos tubérculos de tamaño medio, y las pequeñas con pocas yemas, producen pocos tubérculos, pero suelen ser de gran tamaño. La cantidad de material vegetal empleada varía en torno a los 1000 y 2500 Kg/ha. (20 a 50 quintales). Esta cifra depende de la densidad de plantación y del peso del tubérculo de siembra.

 

FERTILIZACIÓN

Para definir el requerimiento de fertilización es necesario conocer la demanda nutricional de un cultivo y el grado de nutrientes en el suelo, para esto necesitamos el análisis químico del suelo tomado en forma representativa en el campo. Se debe tomar tantas submuestras (25-30) de suelo como sean necesarias tratando de abarcar toda el área del terreno en forma de un zig-zag. La profundidad de muestreo para papa es a los 20 cm.

El grado de fertilidad de un suelo se mide en función de los nutrientes disponibles para la planta. Sin embargo, un suelo con alta cantidad de nutrientes no es necesariamente fértil, ya que diversos factores como, la compactación, mal drenaje, sequía, enfermedades o insectos pueden limitar la disponibilidad de nutrientes. El cultivo intensivo, erosión continua y pobre manejo agronómico, entre otras prácticas puede conducir a la pérdida de fertilidad de un suelo.

En general los cultivos extraen grandes cantidades de nitrógeno(N), fósforo (P), azufre (S), potasio (K), y algunos micronutrientes como zinc (Zn), manganeso (Mn) y boro (Bo). En nuestro país en algunas zonas, se usan cantidades de fertilizantes químicos, provocando desbalances iónicos que afectan la absorción de otros nutrientes. En Ecuador, alrededor del 80% de los suelos cultivados con papa son de origen volcánico (Andisoles), localizados en zonas frías. Son suelos negros con materiales amorfos, con alta capacidad de fijación de fósforo y altos contenidos de materia orgánica (8%-16%), bajos contenidos de nitrógeno, altos en potasio, calcio y magnesio. La mayoría de las zonas paperas tienen valores de pH entre ácidos y ligeramente ácidos (menores de 6.4) limitando la absorción de la mayoría de nutrientes

 

¿CUÁNDO APLICAR LOS FERTILIZANTES?

Durante del desarrollo del cultivo la papa pasa por diferentes etapas como son: plántula, crecimiento vegetativo, tuberización, desarrollo de tubérculos, madurez fisiológica y de cosecha. En cada uno de estos estados los requerimientos nutricionales son diferentes.

1-Establecimiento de plántulas: Durante esta etapa el cultivo necesita de un buen desarrollo radicular y un desarrollo aéreo inicial. Por ello durante esta etapa se requiere un alto aporte de fósforo y dosis iniciales de nitrógeno y potasio.

2-Crecimiento vegetativo: En esta fase el crecimiento es rápido para establecer un buen desarrollo foliar y una total cobertura del suelo. El requerimiento de nitrógeno en esta etapa es alto.

3-Tuberización y desarrollo de tubérculos: Esta fase es crítica, ya que determina el rendimiento y calidad final del producto. En esta etapa la demanda de potasio es alta y debe haber una alta disponibilidad de este nutriente.

4-Madurez fisiológica y de cosecha: La madurez se logra después de 80 a 110 días, dependiendo de las condiciones climáticas.

 

RECOMENDACIONES DE UNA FERTILIZACIÓN BALANCEADA EN EL CULTIVO DE PAPA:

A continuación se muestran las extracciones de nutrientes (Kg/ha) de una hectárea de papa:

Rendimiento (Tm/ha)

N

P2O5

K2O

CaO

MgO

Fuente

17.5

85

30

140

-

-

Jacob y Uesküll

25

103

47

211

-

-

Jacob y Uesküll

20

140

39

190

-

-

Knott

27

224

50

291

82

30

Knott

40

235

50

392

-

-

Knott

35

175

60-70

300

150

28

Darpoux

 

 

 

Última actualización el Lunes, 17 de Octubre de 2011 13:24
 

Encuéntranos en Facebook:

Síguenos en Twitter:

Auspiciante Destacado

Banner
 
 
Banner

 

 

Licencia Creative Commons
Revista Tierra Adentro por www.revistatierraadentro.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-LicenciarIgual 3.0 Unported

 

 

;